En el año 2013 se puso a la venta en una joyería en Singapur, el collar Incomparable, fue creado por la Joyería Mouawad, una pieza impresionante hasta para las mayores colecciones de joyas del mundo.

Se trata de un diamante amarillo tallado, del tamaño de un huevo, que tiene un peso de 407 kilates. Se destaca junto a otros 90 blancos de menor tamaño, que sumados nos da otros 229 kilates. Tiene un diseño asimétrico que representa las hojas de una vid. Es actualmente la joya más cara del mundo con un valor de 55 millones de dólares y está catalogada en el libro guinness de los récords desde el 2013. El diamante amarillo tiene suficiente calibre como para considerarse único en el mundo.

Más allá de su tamaño, su historia lo hace aún más especial, se dice que fue desechada junto a un montón de escombros, procedentes de las minas considerando improbable que contuviera diamantes, pero se equivocaron. Una niña jugaba entre todos los desechos y encontró este diamante de 180 gramos, 890 kilates, ella se lo daría a un pariente que lo vendió a unos comerciantes. 

El diamante fue exhibido en varios museos antes de incorporarse al collar, al tallarlo se redujo en una joya de 407 kilates siendo la más grande del mundo.